Las aventuras de la chica oscuridad.

Procederé a contar las anécdotas e historias de un par de héroes desconocidos para el común de las personas, los siguientes son los personajes que ocuparan muchas páginas de narrativa inútil, espero que al paso del tiempo los mismos se conviertan en añorables personajes que todo el mundo quiera olvidar, por salud mental.

Chica oscuridad no es una Chica normal, ¡no!, ella posee un super-poder, el cual consiste en decirle a los villanos: “tapate un ojo, tapate el otro, ¡que oscuridad!  ¿no?”; Entretanto aprovecha  la confusión que genera en los malvados por dicho método disuasivo para someterlos antes que se den cuenta que han caído en una trampa muy boba. Y no, no lo niegue querido lector, eso sí es un super-poder, la misma táctica ha sido sujeta a estudios y experimentos en los más avanzados laboratorios criminalísticos con pésimos resultados, para los judiciales.

Chucho el perro pulgoso su inseparable amigo (recordatorio necesario para aquellos con falta de memoria a corto plazo) no es un perro mugroso, simplemente sufre de déficit  de amor, mal ocasionado según los psicólogos “caninos” por el abandono temprano al cual fue sujeto, ya que sus padres lo abandonaron en una caja de zapatos  a muy temprana edad, dicho déficit ha ocasionado que Chucho se encariñe fácilmente, y la primera vez que tuvo una pulga no pudo abandonarla; más aun, la bautizo como “Cuca”, haciéndola su inseparable amiga, (si, otro patrón de conducta).

De este modo, la Nina oscuridad, Chucho y Cuca han formado un extraño dúo, que es extraño pues en realidad es un trió, y dedican las noches a combatir el crimen en su ciudad natal San Francisco, San Francisco Ixtapaluca, Municipio Mexiquense sin crepúsculos arrebolados.

Como usted comprenderá querido lector, los nombres reales de nuestros héroes no serán revelados para proteger su identidad, solo Cuca usa su nombre verdadero, pero esto es porque ella es megalomaníaca y amenazo con demandarnos; de cualquier modo para efectos reales ella solo es un pixel en las fotos, así que nadie podría reconocerla si la ve saltar por la calle; de este modo  no pone en peligro las identidades celosamente guardadas en esta crónica de la vida real.

Dejando por un momento las presentaciones permítame usted contarle como este dúo se conoció y unió sus vidas en esta interminable batalla contra las fuerzas oscuras.

Cierto día la Chica Oscuridad caminaba despreocupadamente por la calle pensando cómo obtener doble ración de cena en casa, cuando de pronto escucho unos lastimosos lamentos procedentes de una caja de zapatos, al acercarse para mirar vio una simpática carita peluda que le decía: “Chica Oscuridad deja esa caja y apúrate con las tortillas”, pero no se espante querido lector, no era Chucho el que le hablaba, era su hermano cuasi adolescente que se negaba a rasurarse. Chica oscuridad con su acostumbrada buena educación mando al carajo a su hermano, desistió de su primera intención de patear la caja y la abrió con un poco de temor; un mes antes había hecho lo mismo con otra caja, una rata salto y la mordió, costándole 13 inyecciones antirrábicas; al abrir la caja encontró a Chucho, que entonces no se llamaba así, era él un precioso cachorrito anémico, roñoso, y bastante tonto del cual se enamoro a primera vista, después de todo era lo más lindo que la Chica había visto en la vida, cariñosamente tiro las tortillas a un charco, se envolvió la mano en la servilleta y tomo al cachorro de la cola llevándolo a su casa, al llegar a casa sus siempre cariñosos y comprensivos padres le dijeron: “pinche escuincla sácate de aquí y tira la rata esa a la basura”, cabe aclarar que pinche no es ofensa, los papas de Chica Oscuridad le decían así, pues ella ayudaba a su mami a cocinar,  Chica Oscuridad no se rindió, a fin de cuentas lo que en ella había nacido era verdadero amor, entonces inicio la avanzada técnica de convencimiento de repetir incesantemente durante una semana “¿me puedo quedar con él?, ¿me puedo quedar con él?, ¿me puedo quedar con él?…” al final de la semana los padres habían aceptado a Chucho, 2 cuyos, 3 iguanas, un hámster y 2 lagartijas, de los cuales solo el perrito sobrevivió después de un par de meses, la niña llamo Chucho al cachorro en homenaje a su propio padre pues encontró un parecido asombroso.
Cuca ya venía integrada en el paquete llamado Chucho, dicen las malas lenguas que Cuca fue la causante del deceso de los roedores y reptiles que acompañaron a Chucho durante esos fatales 2 meses en los que pasaron a mejor vida; porque si, la muerte era mejor “vida” que lo que les esperaba al lado de Chica Oscuridad y sus cariñosos padres, los biógrafos aun discuten si Cuca fue una malvada o una piadosa.

Cuando la Chica oscuridad ya tenía como 6 meses al lado de su inseparable amigo, cayó en cuenta de su superpoder, un lunes muy temprano, a eso de las 11 de la mañana  la Chica vio que chucho tenía hambre y usando con su mama la técnica “TUNO” (Tapate UN Ojo, etc.…) logró apoderarse de las ultimas croquetas caninas que  había en la casa, cuando las croquetas se acabaron le dijo a Chucho “lo siento, no alcanzaron para ti”; lo verdaderamente importante, es que ella entendió que esas palabras tenían un efecto mágico en quienes las escuchaban, los escuchas no podían comprender tanta bobería, y ese estupor les causaba valiosos momentos de inmovilidad, los cuales ella podía aprovechar para su propio bien, pero siendo la Chica Oscuridad fanática del sexualmente dudoso Peter Parker también entendió que: “un gran poder viene con una gran responsabilidad”, adagio que ignoro durante los siguientes 2 años, hasta que ya bastante pasada de peso decidió usar su poder “a veces” para el bien de otros.

Chica Oscuridad tiene otro aliado con poderes, su hermano pequeño al que llamaremos Chico Meteoro, esto no es por que vuele a velocidades meteóricas, solo por su meteorismo, diagnostico clínico dado por el centro de salud, y el simiconsultorio..

Así es queridos amigos que inician las aventuras de nuestros héroes, Chica Oscuridad su inseparable amigo Chucho el perro pulgoso, Cuca y el Chico Meteoro.

En la siguiente entrega la primera aventura: “Chica Oscuridad y su inseparable amigo Chucho el perro pulgoso, Cuca y Chico Meteoro contra el Director del mal, de ojo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s